domingo, 1 de febrero de 2015

Ancestros de los Ossa desde 1645 Genograma 370 Años de Historia


Tras la Ruta de nuestros ancestros Ossa Ossa
Quiénes fueron nuestros ancestros? Pregunta habitual que nos hacemos en el trascurso de nuestras vidas, desde pequeños hasta nuestra vejez. Con la investigación efectuada en Caramanta, cuna de nuestros abuelos y bisabuelos, en los escritos de historiadores en genealogía y en otros trabajos académicos, hemos podido descifran parte de la Historia de nuestros ancestros.

Les proponemos el mejor viaje de nuestras vidas, un viaje a través del tiempo. Hemos logrado con este estudio genealógico, identificar a nuestros ancestros provenientes de España a partir de 1645, aunque cabe aclarar que el origen de Ossa, con dos SS, es Italiano. El apellido Ossa se remonta a la época romana y etrusca, genealogía que está aún por investigar. En la heráldica española se tiene registro de los primeros solares Ossa, por 1540, en la región de Elorrio, País Vasco.
Dónde y cómo vivieron nuestros antepasados?
Diseñamos una ruta exclusiva para los descendientes Ossa por los sitios españoles e Italianos, donde se fueron arraigando estas raíces. Tendremos una completa documentación escrita, una Experiencia Única y exclusiva.
LES DEJO ESTA CARTA DESDE MI PROPIO PASADO
Descendientes Ossa!
Para los que no nos conocemos, estamos a tiempo de arreglarlo. Aquí por esta herramienta del Internet.
Hace mucho que existo en mi tierra colombiana, donde nací, en Suecia, donde viví 3 décadas y terminé mis estudios profesionales, en España – Catalunya, donde trabajo y actualmente gestiono proyectos humanistas y culturales, y en algunos otros lugares de este mundo. Pero, desde donde estoy ahora, les escribo esta carta emocionado.
Nuestros antepasados, los Ossa y los Tobón, eran de origen italiano e irlandés, respectivamente. Una rama Ossa emigró hacia España y otras ramas de Ossa emigraron directamente a sur América, Chile y Argentina. Los que migraron a España, posteriormente llegaron a estas tierras colombianas, en las que echaron raíces y descendencia. Sería una oportunidad única y extraordinaria para los que están en Colombia, y para los que están por fuera, que regresaran a recorrer estas tierras de sus ancestros. Les invito a seguir tras la ruta de los Ossa por Colombia, desde el Valle de Aburrá hasta Nueva Caramanta, hoy Caramanta, Marmato, Riosucio, Belarcázar y Restrepo; para terminar en Santiago de Cali, Valle del Cauca.
Podrá ser que no nos veamos personalmente, pero sabrán de nosotros y de los descendientes Ossa, en este blog, cuando pisen este país que nos vio nacer y vio nacer a nuestros padres; cuando disfruten de estos paisajes, su rica fauna y flora, sus pueblos indígenas colonizados por los blancos Europeos y sus ciudades antiguas y modernas olvidadas a su suerte; cuando escuchen su historia, la de sus mestizaje de razas: indios, blancos, castizos, negros, mestizos, mulatos y moros que enriquecen su genética; cuando tropiecen con sus monumentos de próceres olvidados en plazas y parques; y claro, cuando saboreen su extraordinaria cocina, deliciosa mezcla del maridaje de lo autóctono y emigrante, catalogada entre las primeras riquezas gastronómicas de este continente.
Descubrirán que aquí estuvieron y están nuestras raíces, las suyas, las nuestras, ... las de todos....

En mi recorrido tras esta ruta, en compañía de otros primos Ossa, reconstruimos parte de nuestra historia, que hoy les comparto resumido en este Genograma. Es una experiencia inigualable mostrárselas. Tendrán la enorme suerte de conocer sus orígenes y descubrirán en lo que los Ossa acertamos y en lo que no, en el viaje por el nuevo mundo al que llegaron estos colonos Europeos.

Pronto continuaremos con la gira “tras la ruta de los Ossa por el viejo continente”. Recorreremos las calles que pisaron nuestros ancestros. En cada torre de un castillo medieval les veremos y nos imaginarán; en cada casona de piedra, o poblado medieval o romano, en cada arena de una playa, en cada parque romántico, al sol de estas tierras milenarias, acogedora como pocas; en cada museo y cada fiesta, o acto religioso, en cada plato de estofado, descansando en las terrazas saboreando un buen vino y paseando por los atardeceres del mediterráneo.
Vuestra sangre, como la mía, es hija de estos países, países sorprendentes, plenos de contrastes, de cultura, de historia, de mágicos rincones… nos habla en la lengua de las más antiguas razas; tiene sabor ítalo -ibero, irlandés, celta, griego, etrusco, romano, árabe… una suma de culturas que es vuestra, un cálido refugio de siglos que les acogerá siempre con una sonrisa, con un abrazo familiar Ossa de primo como el que ahora les hago llegar.
Hasta que nos encontremos, les envío mi más cálida bienvenida a sus orígenes, a las rutas de sus orígenes en Colombia, País vasco e Italia. Tierras de gran similitud geográfica, como son estas 3 regiones. 1-) La Provincia de Viterbo, región de Lacio, capital de la provincia homónima Italia; 2-) Elorrio, en el extremo oriental de Bizkaia, dentro de la comarca del Duranguesado, Pais Vasco; y el 3-) Valle Aburrá, subrepción ubicada en el centro-sur del departamento de Antioquia, Colombia.

Conocer vuestra procedencia les ayudará a vivir mejor el presente y a mirar al futuro con alegría.




El Primo: Jairo Narváez Soto Zuluaga Ossa.
Los primos interesados en unirse en este viaje al viejo continente podrán hacérmelo saber para coordinar fecha y costos. Ya he recibido varias inquietudes. Y los que estén interesados en el Genograma en pdf con gusto se los envío.

Genograma Ossa Ossa
Agradezco la colaboración de mi esposa por elaborar el Genograma Ossa Ossa, como siempre en equipo, y a todos los primos Ossa que hicieron con su aporte realidad este estudio de genealogía.


lunes, 12 de enero de 2015

Conrado Narváez Soto Zuluaga Ossa. Verdadero amante de los libros.


Obituario
Conrado Narváez Soto Zuluaga Ossa (Armenia, 29 de marzo 1942 – Cali, 12 de enero 2015).
Hijo de Conrado Narváez Zuluaga y Dacier Soto Ossa.
El año 2014 finalizó y con el inicio del 2015 se apagó la luz que durante años alumbró la figura del genial hermano, del hermano mayor.
El fin de su vida entre nosotros marca el inicio de otra vida para su entorno, nuestro entorno. Aprenderemos a estar sin él, sin su agradable charla e imaginación, con infinidad de comentarios del presente, del pasado y del futuro, sin su alegría, sin su entrega a todo sin reservarse, sin su genialidad, sin sus polémicas interminables, sin su elocuencia recurrente, sin sus apostillas y facilidad para dialogar un verdadero amante de los libros.


Le acompañaremos en la velación funeraria Santa Cruz, en la ciudad de Palmira, Valle, Colombia. Dirección: Entre Calle 33 y Calle 32A, Carrera 29 # 32-132. Sus exequias se oficiaran el día 14 de enero a las 4.00: pm En la Capilla del Camposanto Jardines del Palmar. Hora de salida de la funeraria en las 3.15 pm.

En medio del dolor, ante la terrible noticia de la desaparición física de nuestro hermano, rescato y actualizo unos apuntes que escribí hace algunos años sobre él, los cuales publicaré muy pronto en el blog.

viernes, 12 de diciembre de 2014

María Cristina Gómez Ossa. Mujer luchadora hasta el final enamorada y entregada a la vida.

Hola Primos Ossa y Familia.
Envío esta nota con referencia al fallecimiento mi tía Cristina para el obituario de la familia, Ossa Ossa.

El 11 de diciembre de 2014 falleció en Pereira María Cristina Gómez Ossa a la edad de 66 años.
Era la quinta hija de Aura Ossa Ossa de Gómez, (1915- 1995). Una tía muy querida y entregada a sus sobrinos, una persona llena de detalles y cariño para con sus familiares y amigos.
Hace pocos meses le diagnosticaron un cáncer de pulmón implacable, y partió en la madrugada del 11 de diciembre 2014 a su definitivo hogar.

Reciban un abrazo extensivo a la familia y que tengáis unas felices fiestas...

Un beso desde Barcelona,
Marta Trujillo Gómez, Isaac & Daniel Morist

martes, 19 de agosto de 2014

Las Chicas del Acetato en Colombia, 1965. Melva Peláez Ossa, Vda de Vernaza.


Experimentar el impulso de escribir acontecimientos de la familia a partir de sus vivencias es traer los recuerdos al tiempo real y revivirlos. No porque en ella se hubieran producido hechos resonantes, sino porque la familia guarda para todos sus miembros muchos anécdotas de vida o testimonios del día a día. Recuerdos que se borran con el pasar de los años. Les dejamos a las nuevas generaciones estos inolvidables momentos de Melva Peláez Ossa, vivencias de un pasado para recordar a “Las Chicas del Acetato”, por los años 50.

Para refrescar la memoria: Rondaba el año de 1956, específicamente un 10 de octubre, cuando se publicaba en el diario el País: “Las Chicas del acetato visitan ahora a Cúcuta”. En aquellos años la joven Melva Peláez Ossa cautivaba con su belleza, en compañía de otras jóvenes durante las giras que efectuaban por el territorio Colombiano.

Esta es la historia de las ¨Chicas del Acetato¨, el grupo que se convirtió en todo un referente de la moda de 1956 bajo la campaña publicitaria de varias empresas de la moda del textil de Medellín, Bogotá y Barranquilla. Estas empresas, consideradas iconos de la introducción del acetato, marcaron toda una época e hicieron historia. Aparecieron nuevas fibras como el orlón, el nylon, la terlenka, el dacrón, etc. Hasta la década anterior, Colombia importaba parte de la ropa femenina, pero gracias al desarrollo de la industria textil, fábricas como “Sedalana”, empresa modelo en la transformación de textiles de rayón, “Celanese Colombiana S. A.”, que comercializó el acetato para mantener las telas sin arrugas y “El Roble”, con tecnología americana y mexicana, abastecieron gran parte del mercado colombiano.
Recorte de prensa Octubre 10 de 1956 “El País”

Las Chicas del Acetato Visitan Ahora a Cúcuta.
Cúcuta 9 (de nuestro enviado especial). Más de tres mil cucuteños y venezolanos aplaudieron a las famosas “chicas del Acetato” en sus representaciones en el teatro Sulima y en el Tennis Club de esta ciudad cucuteña. Incontables turistas provenientes de las vecinas poblaciones.

Las Chicas del Acetato. (Viene de la primera página)
De San Antonio y San Cristóbal han cruzado la frontera para venir a admirar a las bellas modelos colombianas entrenadas en las escuelas de modelos de Celanese Colombiana S. A.

El grupo que integra la caravana del Acetato es representativo de la belleza de Colombia, puesto que está compuesto por señoritas de Bogotá, Medellín, Cali y otras ciudades del país.

A su llegada a Cúcuta, procedentes de Barranquilla, “Las Chicas del Acetato” fueron recibidas en el aeropuerto por numeroso público que les prodigó múltiples aplausos y atenciones. La radio Goaimara; entrevistó a cada una de las 22 personas que integran la Caravana del Acetato.

La movilización de esta caravana se está llevando a cabo por las rutas de Avianca, empresa que ha cedido galantemente sus naves para el trasporte de las “Chicas del Acetato” y sus acompañantes, así como el equipaje que contiene el fabuloso vestuario que lucen las chicas y que esta compuesto de 53 maletas con un peso aproximadamente de una tonelada.

El vestuario esta compuesto por colecciones de diferentes empresas textiles tales como textiles Miratex, de Bogotá; Pantex y Moyra, de Medellín y Celta, de Barranquilla. En este suntuoso vestuario están incluidos trajes de sport, de calle, de coctel, de baile, de novia y sus damas de honor.

Viajan también en la caravana del Acetato Omar Méndez y Marino López, destacados locutores del circuito Todelar de Cali, quienes acompañan a las modelos en todas las gira para trasmitir por una cadena nacional todas las presentaciones que se lleven a cabo en los principales clubes, hoteles y teatros de las ciudades que visita la caravana.

Asimismo, acompañan a “Las Chicas del Acetato” en su gira, expertas maquillistas de Helena Rubinstein, quienes están encargadas de maquillaje a las bellas modelos.

De Cúcuta, la caravana del Acetato seguirá a Bucaramanga en donde se hospedaran en el Hotel Bacarica y harán presentaciones en diversos sitios. Después pasaran a Pereira y Manizales y, para terminar, visitaran la ciudad de Cali, en donde harán exhibiciones en el Club San Fernando y en el Gril de Hotel Aristi, terminando así la gira organizada por Celanese Colombiana S. A., Avianca y el Circuito Todelar de Cali. En colaboración arriba mencionadas.
 
Melva Peláez Ossa nos narra: ¨De Cali, Valle, fueron tres chicas. Recibimos clases de modelaje junto con las otras del grupo. La que nos entreno en modelaje era una colombiana, Sonia Jaramillo (Modelo Profesional), quien vivía en los Estados Unidos.
De Cali fuimos: Mariela Recio, Margarita y mi persona,

Margarita Valero, era la que desfilaba de novia. De un porte muy distinguido, rubia y alta. Había dos niñas pequeñas en el grupo, hijas de un señor de apellido Rojas, que funcionaban como pajes de la novia.
De Medellín, recuerdo a Lina Uribe, simpática, y Clara Teresa Cárdenas. Y de las de Bogotá, recuerdo a Lilia Bonhain y Elsa, pero me recuerdo su apellido era extranjero y otra de origen Sirio – Libanes.

La señora del presidente de Celanese S. A. también viajo con nosotras. En aquella época, la fábrica de Celanese S.A. quedaba en Yumbo. Fueron tres semanas en donde mi mamá disfruto mucho, ya que yo fui acompañada de mi madre, Ofelia Ossa Ossa, quien también hizo todo el recorrido. Fue como una chaperona para todas las demás chicas del grupo.

Era la novedad, y cuando llegábamos, los jóvenes se acercaban a los hoteles. Siempre íbamos de uniforme de Celanese y cuando llegamos a Cali nos recibieron con los carros de los bomberos. Desfilábamos como las reinas de belleza.
Al final del evento se hiso un acto de despedida lo hicimos en una finca hacia Palmira.

La gira fue para recoger fondos para los damnificados del siniestro ocurrido un 7 de agosto del mismo año 1956 en el centro de la ciudad de Cali, llamada la Explosión de Cali, provocada por la explosión repentina de siete camiones del ejército cargados con cajas de dinamita y explosivos plásticos gelatinosos provenientes de buenaventura.

Las chicas del acetato cautivaron con su belleza, fuente de inspiración a finales de los 50, cuando el textil era una de las empresas pujantes en Colombia.

Melva Pelaez Ossa Vda, de Vernaza, disfruta de la vida junto a sus nietos e hijos. Vive en la Ciudad de Cali. Sin duda alguna una mujer comprometida con la decoración del hogar, reconocida profesional, empresaria y diseñadora del interiorismo del Valle del Cauca. Durante sus años de trabajo honró los hogares caleños con sus ideas. Conectada sencillamente con el buen gusto y la máxima calidad de sus productos de decoración.

Para este primo, con ganas de compartir mucho más tiempo con Melva, ya que cada cosa de su entorno en su hermoso hogar tiene una historia que contar. Para mí, una mujer que supo crear un espacio dentro del mundo de la decoración, absolutamente singular, como ella misma. “La Chica del Acetato”

Jairo Narváez Soto Zuluaga Ossa.

martes, 29 de julio de 2014

Gonzalo Duque Soto “Gonzo” 26 de Junio 2014 Westland, Michigan


Música favorita, entre otros, los temas musicales de Sinatra.
Películas favoritas, entre otras, “The Right Stuff, Apollo 13”.
Ahora la tristeza nos invade, nos traspasa nuestra persona misma, pero Gonzalo Duque Soto, sigues vivo en nuestra mente, conscientes ahora de que todo es diferente. Estás en el llamado sueño eterno y nosotros recordaremos tus hobbies que nos diste a conocer en tu Blog. La música que te gustaba, tus películas favoritas y tu trabajo único en su genero. Nos quedamos con tu blog y lo visitaremos porque sabemos que parte de tí está ahí.

Escuché decir que la vida es un viaje que nos regalan, y que eso ya era mucho..., pero a pesar de que todos sabemos que nada ni nadie habrá de ahorrarnos el final, pero a ti Gonzo, te llamaron demasiado pronto. Entiendo que la muerte es toda una realidad por la que tarde o temprano todos pasamos a lo largo de nuestra vida, pero tú muerte nos hace reflexionar, se hace difícil expresar lo que se siente, y recuerdo cuando marchó tu primo Fernando en Miami, fue una confusión de rabia y dolor. Muchas veces nos aferramos a algo que físicamente no existe, parece que nos hubieran arrancado una parte vital de nuestras vidas, al final ¡Aceptamos tu ausencia, pero el vacío es demasiado inmenso!

Hemos aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad esta en la forma de subir la escarpada montaña, y eso lo diste a conocer en tu legado que nos has dejado, “tu blog” tu Web de trabajo”, Vemos como la ibas subiendo y como vivías esa montaña, tu sueño era subir y subir y bien lo dejaste percibir en tu película favorita. The Right Stuff Apollo 13, era esa lucha de ser en la vida y evocando el nombre de la película, uno de los
Elegidos para la gloria de Apolo 13, en nuestros recuerdos eres tu Gonzo.
Abrimos nuestra mente disponiéndonos a escuchar tu música favorita Sinatra, production library music, KPM, Bruton, De Wolfe, Chappell, Themes International, Sonoton, Network Music, Valentino Music, y otros temas musicales, te recordaremos, expandiendo así nuestras miradas hacia la búsqueda de los recuerdos que nos has dejado, que nos ayuden a lograr resultados como los que lograste en tu trabajo el subir a esa escarpada montaña a lo alto, al tiempo que aprendemos de tu labor sentimos esa huella que nos has dejado, sabiendo que obtuviste resultados los cuales recordaremos en nuestra vida y recordaran los que vivieron tu trabajo.
De los testimonios de tu trabajo, como lo dices en tu Web publico este Testimonials
Here are testimonials from actual buyers, some of them have sent me pictures of their installation to use here in the galleries, their words are copied and pasted from their actual e-mails:
I received this e-mail from a buyer of one of my hoodliners, an owner who is very meticulous about his car, a 1987 Buick Grand National:
"Thanks! It's not too often you find someone that stands by what they sell. You have gone above what I have ever dealt with. You have a good product, it looks better than the stock one because you can customize it to the way you want it. I have had so many people notice the hoodliner before they see the motor! Thanks!! I could not have ever been able to buy the original. I'll be sending you some pics soon and I will keep spreading the word about a man that stands behind his product."
Tu realidad expresada en el http://www.hoodliners.net y en tu Blog http://hoodliners.blogspot.com/
Primo Gonzo, tus luchas no fueron tan diferente a las nuestras, te lo dice este primo bloguero. Una misma realidad diferente para cada uno, plasmada en una Web o Blog. Gracias Primo Gonzo!
Jenny Soto Ossa, y ahora Gonzalo Duque Soto (Gonzo), viven en nuestros sueños, sueños que son recuerdos, recuerdos que serán eternos.

Gonzalo Duque Soto Nuestro Homenaje. Esposa Yanira, hijas Nicole, Danielle, y Mia,
 

viernes, 9 de mayo de 2014

Genograma Ossa Ossa. Archivos de Nueva Caramanta desde 1843 – 1910


Parentescos de primos descendientes de los hermanos Francisco Ossa Baena y Víctor Ossa Baena, nacidos por 1800 en Marinilla, Antioquia.

Les presentamos uno de los tantos genogramas de familia en este caso primos descendientes de los Ossa Ossa. En orden genealógico, o nuestro parentesco, somos primos en segundo grado, mismo parentesco que tuvieron nuestros bisabuelos cuando se casaron en Nueva Caramanta en 1890. Eran primos en segundo grado, aunque la diferencia es que el bisabuelo y tatarabuelo de ambos eran los hermanos Francisco Ossa Baena y Víctor Ossa Baena.

El bisabuelo de Ricardo Ossa Montoya era Víctor Ossa Baena y el tatarabuelo de María del Carmen Ossa Tobón era Francisco Ossa Baena. Los dos hermanos Francisco y Víctor, hijos de Nicolás Ossa Gómez 1773 1855, a quién le rondaban los 82 años cuando fallece en Nueva Caramanta. Sus restos reposan en osario en el cementerio de Caramanta.
 
Nuestros bisabuelos Ricardo Ossa Montoya, 1868†1941, y María del Carmen Ossa Tobón, 1875†1926, oriundos de Nueva Caramanta, hoy Caramanta.
Tres de sus hijos caramanteños en orden cronológico: Ricardo Jorge Ossa Ossa, 1893†1973, Inés Emilia Ossa Ossa, 1897†1957, y María del Carmen de Jesús Ossa Ossa “Camelia”, 1898†1982 


En la foto tomada en Restrepo Valle 2014 tres primos bisnietos y nietos: María Cardona Gómez, nieta de Inés Emilia, Carlos Eduardo Ossa Lenis, nieto de Ricardo Jorge, y Jairo Narváez Soto, nieto de María del Carmen de Jesús “Camelia”.
 
Como anécdota hallada en nuestro trabajo de genealogía, escribe el presbítero una nota en el acta de defunción de Víctor Ossa Baena: “Murió pisado por un palo”, como queriendo dar el motivo poco inusual de su fallecimiento. En las actas de defunción de aquellos años solo se limitaban a registrar el fallecimiento y una nota que acompañaba el acta, la cual solía confirmar si se le habían dado los santos oleos a su marcha de este mundo. El que le haya “pisado un palo” nos permite hacer varias conjeturas de cómo sucedió el suceso que le llevó a su fallecimiento. Habrá que investigar sobre este trágico suceso familiar acontecido un junio de 1855. En la acostumbrada historia o herencia trasmitida oralmente entre las familias habrán nombrado este acontecimiento infinidad de veces, luego se habrá ido perdiendo en el tiempo. Lo que llamamos evolución – tiempo o la concepción sobre el tiempo. Lo que nos queda claro hasta ahora, y prevenimos a los familiares que deseen incursionar por la linda Caramanta, es que tengan cuidado porque parece que en ese pueblo los palos pisan!
Nicolás Ossa Gómez 1773 1855, hijo de Diego Ossa Castrillon y Lucia Gómez Jimenez, quienes avecindaron en Marinilla Antioquia. Tuvieron 5 hijos, de los cuales Nicolás era el 3. Los 5 hermanos fueron: Diego Ossa Gómez, Pedro Ossa Gómez, Nicolás Ossa Gómez, Pablo Ossa Gómez, José domingo Ossa Gómez y Salvador Joaquín Ossa Gómez. Nicolás Ossa Gómez se casó con Magdalena Baena Mejía, tuvo 13 hijos. Emigró con su esposa y varios de sus hijos a la Nueva Caramanta. (Sus hermanos emigraron a otras poblaciones de Antioquia. A Nueva Caramanta solo emigró Nicolás y los hijos mayores de su hermano Diego, entre otros Abraham, y Escolástico). Se registraron en las partidas de nacimiento en Caramanta desde 11-26 -1843hasta 06-17 1883 a 27 nietos de Nicolás Ossa Gómez.
 
La segunda niña bautizada en la Nueva Caramanta fue una nieta de Nicolás, hija de Valentin Ossa Baena, llamada María Florencia Ossa Jaramillo 1843-11-26.
Otros de sus hijos como Francisco Ossa Baena, Pedro María Ossa Baena, Roque Ossa Baena, Víctor Ossa Baena, Simón Ossa Baena y Ignacio Ossa Baena, quienes nacieron en Marinilla se dedicaron de sembrar Ossa por toda la Nueva Caramanta. Para que les quede claro, el Gran Abuelo Patriarca de los Ossa de toda Caramanta fue Nicolás Ossa Gómez, 1773 – 1855. Cuando viajen a Caramanta y conozcan un caramanteño que lleva el apellido Ossa pueden estar seguros de que es familia, así de sencillo. Como dice Oswaldo A Ossa, se mezclaron con otras familias de colonos y al final es como si toda Caramanta esta emparentada con las 50 primeras familia que llegaron. “Es como introducir 50 apellidos en una licuadora y prender”, pero con una diferencia que nos comentaban varios oriundos del pueblo a Oswaldo Adolfo Ossa Roldan, a Carlós Eduardo Ossa Lenis, y a mi persona en nuestra incursión de trabajo de genealogía y fotografía: Aquí en el pueblo todos somos familia pero con la diferencia que aquí hay Ossa's Ricos y Ossa's Pobres, lo tienen muy claro. Como en un clásico pueblo español los de arriba y los de abajo.
 
Para entender cualquier sociedad es esencial e importante comprender el parentesco. El parentesco es la comprensión cultural de la relación genética entre personas, esta relación subyace bajo muchas instituciones. El parentesco nos proporciona identidad y formas culturales de considerar los hechos biológicos de la reproducción de entenderlos de atenuarlos y de ponerlos al servicio de intereses mas amplios de la sociedad familiar. El parentesco es importante en todas las sociedades porque proporciona una base interna para la confianza y esa genera entre otros principios el Amor por los seres o miembros, familiares, en este caso de la familia Ossa.
 
Todos los primos pueden ser denominados con un término único, o bien diferenciándolos, pero al final todos somos primos, este es el caso de María Cardona Gómez, Carlos Eduardo Ossa Lenis y Jairo Narváez Soto. Nuestros bisabuelos Ricardo Ossa Montoya, 18681941, y María del Carmen Ossa Tobón, 18751926, oriundos de Nueva Caramanta, hoy Caramanta.
Tres de sus hijos caramanteños en orden cronológico: Ricardo Jorge Ossa Ossa, 1893†1973, Inés Emilia Ossa Ossa, 18971957, y María del Carmen de Jesús Ossa Ossa “Camelia”, 18981982
Con ideas y valores reales, con lazos biológicos definidos, todas las familias en el mundo tiene ideas sobre lo que los parientes deben ser por ti y lo que tu debes ser para ellos. Para estos tres primos la idea es clara, tenemos lazos fuertes que nos unen y esos lazos jamas se romperán.

Pensamientos de la evolucionan de la especie animal y humana.

Entre muchas especies en este planeta, los parientes cooperan y se protegen por instinto”.
El parentesco es fundamental para los dispositivos de crianza de los mamíferos los hace prevalecer”
Los seres humanos amplían el parentesco para crear instituciones especializadas. Lo hacen utilizando la familia la amistad la cooperación entre parientes. Para aglutinar grupos que realizan trabajos especializados, entre la evolución del aprendizaje lo cultural, lo económicos, lo religioso y político entre otros”.

Mi percepción ante estos pensamientos, mi premisa, nuestro parentesco es una disposición cultural de los hechos biológicos de la reproducción sexual y de la función parental. La terminología de parentesco es un esquema central de todas las culturas proporcionando un sistema de etiquetas para definir comportamientos, creando una analogía simple que permite describir las relaciones entre seres atraídos entre si, logrando la meta principal y lo vital la reproducción construir una familia, luego viene la buena crianza que asegura nuestra generación y la supervivencia.

Esta corta narrativa y pensamientos familiares publicados en esta crónica de nuestro parentesco entre primos se lo dedicamos a María Cardona Gómez, amante de la literatura, de los buenos libros, que como nos trasmitió ella, de seguro a Alberto Cardona Gómez, nuestro escritor de poesía ya fallecido, le hubiera encantado y con toda certeza hubiera escrito sobre esta entramada genealogía Ossa's unos bellos textos de poesía con los que nos hubiera deleitado.

Genogramas anexo a esta crónica
Francisco Ossa Baena y Cipriana Jaramillo Romero. Tuvieron en Nueva Caramanta 30 nietos desde 1847-05-12 hasta 1888-03-24. Fue una nieta la primera nacida en Caramanta, de nombre María Amarisalda Ossa Gómez, hija de José María Ossa Jaramillo y Paula Gómez.

José María Ossa Jaramillo, el abuelo de María del Carmen Ossa Tobón, tuvo en Nueva Caramanta 5 hijos.
Los últimos 3 hijos de Francisco Ossa Baena y Cipriana Jaramillo Romero nacieron en Nueva Caramanta: Esmeraldo Antonio Ossa Jaramillo, Jesús Ismael Ossa Jaramillo y José Joaquín Ossa Jaramillo. 
 
Víctor Ossa Baena, casado con María Josefa Suárez, tuvo registrados 34 nietos nacidos en Nueva Caramanta desde 1868-08-10 hasta 1895-10-04. Su primer nieto en Caramanta fue Ricardo Ossa Montoya, nacido en 1868.

El último hijo de Víctor Ossa Baena y María Josefa Suárez que nació en Nueva Caramanta fue llamado Víctor Ossa Suárez. Nació dos meses después de que a su padre Víctor falleciera en trágico suceso “lo pisara un Palo”.
Reconstruyendo historia de los Ossa Ossa.
Un abrazo familiar de estos descendientes Ossa tras las raíces de los tantos parentescos que nos hace personas con nombres y Apellidos.

Carlos Eduardo Ossa Lenis y Jairo Narváez Soto Zuluaga Ossa.
 

viernes, 18 de abril de 2014

Tras la Ruta de los Ossa: Italia – España – Colombia.


Reconstruyendo la historia de los Ossa 
 
El pasado mes de febrero 2014, se llevó a cabo una visita de estudio, investigación y recopilación de datos durante 5 intensos días. Comenzando en la casa parroquial, en el despacho en donde se atiende a los feligreses, y terminando los días posteriores en el comedor de la casa Cural, se escanearon todas las partidas de los Ossa (403) nacidos en la ciudad de Caramanta desde 1843, año en que se abrió el primer libro de bautizos, hasta 1910. El segundo bautizado en Caramanta fue una niña Ossa. Pudimos obtener las partidas de nacimiento de Ricardo Ossa Montoya y de María del Carmen Ossa Tobón, así como la de todos sus hermanos. A la vez se logró la partida del padre de María del Carmen, Pedro Antonio Ossa Gómez, también oriundo de Caramanta. Toda esta investigación nos llevó a empatar nuestros ancestros con las genealogías escritas en libros como: Genealogías de Antioquia y Caldas, de Gabriel Arango Mejía; Diccionario biográfico y genealógico, de Javier Mejía Cubillos, y otros documentos pdf de la biblioteca virtual de Luis Ángel Arango de Bogotá. Pudimos unir las ramas de nuestros Ossa con los Ossa procedente del País Vasco, y descubrir que el apellido Ossa fue traído a las montañas de Antioquia por dos hermanos llamados Francisco y José de Ossa Goyas, naturales de Elorrio en Vizcaya, según se documenta en los escritos de genealogía que hasta la fecha se han publicado en Colombia.
En Nueva Caramanta se llevó a cabo un censo por 1843 en el que, entre otros datos que se registran en él, figura Francisco Ossa Baena con 35 años, hijo de Nicolás de Ossa Gómez y de Magdalena Baena Mejía, casado con Cipriana Jaramillo Romero, con 34 años, hija de Salvador Jaramillo y Ramona Romero Puerta. Padres entre otros de: José María Ossa Jaramillo, de 12 años, quien se casó con Paula Gómez Trujillo, hija de Nepomuceno Gómez y Ramona Trujillo. Estos últimos Bisabuelo y Abuelo de María del Carmen Ossa Tobón.
Hemos de destacar que Francisco Ossa Baena fue el primer Alcalde de Caramanta nombrado un 12 de diciembre de 1842, y junto a otros hermanos (12 en total) entre los que estaba Víctor Ossa Baena casado con María Josefa Suárez, abuelos de Ricardo Ossa Montoya, comenzaron la construcción de la población. (En futuras fechas, más sobre las vivencias de los Ossa y crónicas de los verdaderos fundadores de Caramanta: los Ossa Baena, 12 hermanos, 8 hombres y 4 mujeres, que sembraron hijos por la Nueva Caramanta).
 
Ricardo Ossa Montoya (1868 † 1941)
Nace en Nueva Caramanta, hoy Caramanta, Antioquia (Ver Partidas de nacimiento), ciudad fundada en 1557 - 1843. Ricardo, hijo de José María Ossa Suárez y Mercedes Montoya. Sus abuelos paternos: Víctor Ossa Baena (Hermano de Francisco Ossa Baena) y María Josefa Suárez, abuelos maternos: Antonio Montoya y María Josefa Pineda. Bisabuelos: Nicolás Ossa Gómez (1773 † 1855) y Magdalena Baena. Tatarabuelos: Diego Ossa y Luisa Gómez, trastarabuelos: José Ossa Zapata y María Teresa Castrillon. Pentabuelos: Francisco Ossa Goyas y Ana Zapata.
Francisco Ossa Goyas emigró del País Vasco en el 1650, natural de Elorrio Viscaya (Dato por corroborar. Muy pronto viajaremos a la muy noble villa de Elorrio que es un municipio de la provincia de Vizcaya, perteneciente a la comarca del Duranguesado, en el País Vasco. Cuenta con una población de 7.116 habitantes según los datos del INE correspondientes al año 2007. Los familiares que quieran participar en ente viaje y acompañarnos a “Tras la Ruta de los Ossa España e Italia” nos pueden hacer llegar vuestra inquietud).
 
Los Hermanos de Ricardo Ossa Montoya: María Emilda Ossa Montoya, 1867, fue bautizada con dos años y quince días de nacida 1869-04-30, Lisandro Ossa Montoya, 1870-01-09, Matildiana Ossa Montoya, 1873-06-16, Benilda Ossa Montoya 1877-04-23, Jesús Antonio Ossa Montoya, 1883-08-27 y Elena Ossa Montoya, 1881-08-24.
 
María del Carmen Ossa Tobón, (1875 † 1926)
 
Nace en Nueva Caramanta, hoy Caramanta, Antioquia (Ver Partidas de nacimiento), ciudad fundada en 1557 – 1843. María del Carmen, hija de Pedro Antonio Ossa Gómez (ver partida de nacimiento) y de María de la Trinidad Tobón. Sus Abuelos paternos: José María Ossa y Paula Gómez, abuelos maternos: Nicolás Tobón y María Josefa Gaviria, bisabuelos paternos: Francisco Ossa Gómez y Cipriana Jaramillo Romero, bisabuelos maternos: Nepomuseno Gómez y Ramona Trujillo, tatarabuelos: Nicolás Ossa Gómez (1773 † 1855) y Magdalena Baena, trastarabuelos: Diego Ossa y Luisa Gómez, pentabuelos: José Ossa Zapata y María Teresa Castrillon, hexabuelos: Francisco Ossa Goyas y Ana Zapata.
Francisco Ossa Goyas emigró del País Vasco en el 1650, natural de Elorrio Viscaya (Dato por corroborar. Muy pronto viajaremos a la muy noble villa de Elorrio, un municipio de la provincia de Vizcaya, perteneciente a la comarca del Duranguesado, en el País Vasco. Cuenta con una población de 7.116 habitantes según los datos del INE correspondientes al año 2007. Los familiares que quieran participar en ente viaje y acompañarnos a “Tras la Ruta de los Ossa España e Italia” nos pueden hacer llegar vuestra inquietud).
 
Los Hermanos de María del Carmen: María Rosa Ossa Tobón, 1874-04-12. María Inés Ossa Tobón, 1878-07-28, Clara Rosa de Jesús Ossa Tobón, 1882-08-07, María Teresa Ossa Tobón, 1893-03-30 y Pedro José Ossa Tobón, 1897-09-05.
 
Queremos darles un sentido y extenso agradecimiento al párroco de Caramanta, Presbítero Rodrigo de Jesús Carmona Gaviria, y al vicario cooperador, Jairo Henao Sierra. A Libia Martínez Pulgarin (segundos apellidos Restrepo Ossa), quien nos servía el café de media mañana y tarde. Uno de los motivos por el cual nos enviaron al comedor, fue para que estuviéramos mas cómodos trabajando, pero también tuvo gran peso de ese traslado el hecho de que al estar en el despacho en donde se atiende a los feligreses, al llegar estos se dirigían a Oswaldo Adolfo Ossa Roldan como Padre!! Padre!! Padre!! En mas de una ocasión tuve que aclararles que si, él era padre,.... pero de familia. Para mas información de esta majestuosa iglesia creada un 12 de agosto de 1841: El obispo de Antioquia, Monseñor Gómez Plata, creó por decreto la parroquia de Nueva Caramanta y el padre Telésforo Montoya fue nombrado por elección popular como primer cura párroco el 8 de noviembre de 1843. Iglesia de la Inmaculada Concepción (Caramanta)

Reflexión reconstruyendo historia de los Ossa
Después de haber conocido Caramanta, cuna de muchos Ossa, en compañía de Oswaldo Adolfo Ossa Roldan y Carlos Eduardo Ossa Lenis, de haber transcrito con mi esposa, María Elisa Guerrero Collazos (piru), las 403 partidas de bautismo (escaneadas con un margen de error de un 2%), me hace reflexionar sobre las millones de vivencias que debieron estar llenas de amor familiar. Francamente me faltan las palabras. Haber transcrito todas las partidas de los Ossa, para nosotros, es como rescatar el inicio de un pasado ya olvidado o desconocido por las circunstancias de la vida, eso que llamamos evolución-tiempo o la concepción sobre el tiempo. Para conocer estos personajes Ossa's, a los que sus vidas pareciera que se las llevara el viento, que caen al vacío y se pierden entre silencios que deja tras cerrar el tomo con numeración románica celosamente guardados en las casa cúrales, para acercarnos a todos ellos necesitamos leer, percibir las caricias y besos, descifrar cada uno de los abrazos que rodearon sus días, para así saber mucho más de estos Ossa's que lo que puedan expresar unas simples letras hechas a mano al inicio de su vida social y religiosa. Esa constante lucha continúa entre la perfección del lenguaje escrito, no verbal, y la carencia del lenguaje verbal, es la que nos hace investigar y profundizar más sobre sus vidas.
Los pequeños fragmentos escritos en estos antiguos documentos nos han hecho revivir momentos de su día a día, o el ultimo de sus días, nada fáciles, llenos de vivencias y luchas. Recordemos que el que lee y no dice nada, calla. Si, no es bueno callar nuestro pasado, por ello hay que volver atrás para entender mejor nuestro presente y proyectar mejor el futuro. Algo que nos hace sentir la vida misma es el hablar de sentimientos, porque los que nos dejaron los Ossa fueron de amor, y en esos estamos aunque se nos vaya la vida en ello. Y estos primos lejanos o cercanos no callaremos, queremos aprender mas de quienes fueron esos Ossa's. Como decía un antiguo proverbio chino “Para que no te asustes en esta vida, te daré lo justo para que leas, te cuidare sin invadir, te mirare sin agobiarte y te esperare sin desesperarme”. Me pregunto, cuanto esperaron los Ossa's por esos que recién iban naciendo?
Para terminar, dicen que el lenguaje no verbal expresa más del 80% de la información que transmitimos al receptor. Y yo me empeño en buscar detrás de las pocas palabras que vamos encontrando. Ese otro 20%, primos y primas, anímense a revelarlas. Parece que se van olvidando todos los sucesos que nos cuentan de nuestros antepasados, aquella herencia oral. Cuando nos quedamos mirando una foto o leyendo un escrito como las hermosas cartas en poder de Florencia Mejía Ossa, hoy de todos, vencemos ese silencio que con toda seguridad nuestras madres y abuelas: María del Carmen Ossa Tobón, o Trinidad Tobón o Paulina Gómez o Mercedes Montoya o María Josefa Montoya o Cipriana Jaramillo o Magdalena Baena o Luisa Gómez o María Teresa Castrillon o Ana Zapata y Felipa Goyas del país Vasco España, todas ellas esposas de nuestros ancestros Ossa, no querían con toda certeza que silenciásemos. Nos queda lo inexplicable de describir también con palabras, lo que creo que sienten todos y me hacen sentir, vuelo y me pierdo tras la ruta de los Ossa en Italia, España y Colombia. Reconstruyendo historia de los Ossa Ossa.

Un abrazo familiar de este descendiente Ossa tras las raíces de los tantos parentescos que nos hace personas con nombres y Apellidos.
Jairo Narváez Soto Zuluaga Ossa

viernes, 4 de abril de 2014

Ventanas en Caramanta para Asomarnos a Cualquier Lugar del Mundo Virtual


Parado en medio de la calle en Caramanta, mis pensamientos viajaron a miles de kilómetros a la ciudad de Eisleben, un pueblo en Sajonia-Anhalt, Alemania. (Es muy famoso por ser el pueblo de origen de Martín Lutero llamada Lutherstadt Eisleben.) Observé la solitarias ventanas como haciendo el cortejo a quien pasaba por la calle, los recuerdos volaron como nubes en tormenta descabalgando peregrinas la niebla que se acercaba con gotas de agua que resisten y no terminaban por caer en la recién adoquinada calle en Caramanta, dando ese aspecto de calle de la antigüedad, como evocando un pasado lleno de cultura y progreso.
Que por qué asocio esta calle con Eisleben? Porque cuando la visitas te acercas a la oficina de turismo de Lutherstadt Eisleben, en Alemania, encuentras un gran póster de ventanas de la ciudad para llevar como souvenir.
Recuerdo aquella tarde, era un comienzo de febrero cuando la llovizna empapaba los cristales de la vieja casa de ventanas de tono verdes claro en donde nos hospedamos. Aquella humilde casona, con su clásico patio central, es una casa típica de arquitectura colonial antioqueña que en la actualidad están reformando para convertirla en un agradable hostal el patio. Nuestra habitación daba a la plaza central.
Al mirar por la ventana y balcón vi una plaza perdida, una ciudad olvidada, en una casona de la esquina vi a una niña a través de los acuosos cristales. Luego me enteré que en aquella casa vivió un hijo de Francisco Ossa Baena, Juan Bautista Ossa Jaramillo, hijo del ya mencionado Francisco Ossa Baena, el primer alcalde de Caramanta nombrado un 12 de diciembre de 1842, el abuelo de mi bisabuelo, el pentabuelo para los de mi generación. En el llamado libro amarillo de Caramanta, en su página 14, describe muy bien los moradores de la Plaza de finales del siglo XIX y principios del XXI. Esta casona en la que nos hospedamos fue propiedad de Juan de la Cruz Valencia, que a su vez se la vendió a un clérigo de apellido Ossa. Pero quien la habitó fue su hermano Aníbal Ossa y su familia hasta que fallecieron (en el mismo escrito llamado “tiempos y recuerdos”, en la pagina 44, en el apartado Gaseosas, se describe la buena fabrica de gaseosas con su hermosa bola de cristal, “la sidra de Caramanta” que se producía en esta casona en la época de Juan de la Cruz Valencia).
Siempre fui y seré el mejor amigo de la neblina, pero aquella mañana me impidió ver la fachada de la iglesia y los rostros de quien a esa matutina hora pasaba por la plaza. Recuerdo a una niña que caminaba a toda prisa de la mano de su madre. Sería la niña, la niña de la casa verde y blanco de la esquina? Luego, unos minutos trascurrieron y desapreció mi amiga la neblina, despejó y llegó la luz de la mañana. Veo perderse a lo lejos en las solitarias calles entorno a la iglesia a la niña vestida en tono dorado que resaltaba la calidez de la inocencia.
Pasó el trascurso del día, pasó el trascurso de la tarde y ya se volvía a respirar la humedad, las gotas flotaban en vez de caer. Se produce la neblina. Solo faltaban las Garúas y los vientos fuertes, cosa que no pasaba en este pueblo. Ya en la plaza se veían mas transeúntes, los caramanteños en los bares entorno a la iglesia. Y esto se repite cada tarde a la luz del crepúsculo. Nuestro guía nos recomendaba el bar en donde se toma el mejor café, eso si, acompañado de la tradicional música guasca o de carrilera y con la acostumbrada contaminación acústica. Afortunadamente se puede uno sentar afuera y sembrar otras notas musicales, poder escuchar el suave coloquio de los sonidos que llevan a escuchar a los viejos y a los conocedores de la vida cotidiana del pueblo que nos iba presentando nuestro guía, al que todos los del pueblo conocen, oriundo del pueblo de la ruana. El señor Dario clavijo, con su encurtida rostro, con un clásico acento paisa, no solo conoce a los del pueblo sino también a los de las veredas vecinas. Con orgullo nos mostró su medio de sustento hoy parado. Parqueado en la plaza, un viejo Chevrolet Pick Up de 1956 color rojo que ya no dejan transitar por antigüedad, una verdadera pieza de museo.
Como en todo pueblo, no falta el personaje de vida indigente que deambula por las calles mas transitadas, y en esta Caramanta en la que todos los del pueblo se conocen deambulan unos cuantos. Nos alertaron de sus prontuarios como si de su currículum se tratase cuando se acercaban a mendigar, unos por necesidad piden para comer. Uno de ellos, de aspecto joven, piel blanca y ojos claros se vía mal de la cabeza, al parecer por tanta droga. Mendiga para el vicio y el cigarrillo, y desde que el primo Oswaldo Ossa le dio unos pesos $, no se lo quitó más de encima. Cada vez que le veía decía: “Amigo, amigo, amigo una monedita,... una monedita.... Yo esperi,... yo esperi aquí” y ahí se quedaba, pero lo fatal era que olía a demonios.
Y pasó, pasó la noche, y las ventanas de tonos diferentes entorno a la plaza quedaron solas. La niña de la humilde casona verde de la esquina ya no asomaba su blanca faz a través de los cerrados cristales. De retorno al hostal, en un lugar oscurecido por la noche lloraba un niño, lloraba la noche, lloraba una vida. El tiempo se fue enfriando, hay que ponerse un abrigo o mejor una ruana, si estamos en Caramanta. El niño, con sus lágrimas nos miró. Aquella noche se le perdió su álbum de cromos. Pero si era Jorge, el hijo menor de la que regenta el hostal, la señora Rubiela. Oswaldo logró una sonrisa de paz después de susurrarle algo, surgió una ilusión oscurecida por la noche, cuando la luz llegó, suspiró entre sombras un pacto entre Oswaldo y Jorge. Desapareciendo los dos por el portal del hostal con dirección a la calle.
¿Quien puede dejar de mirar una ventana? O mirar desde una ventana? Es como si volviéramos a nuestra infancia, como dicen: “Ver el mundo desde una ventana”. Nuestro mundo se inicia desde que comenzamos a mirar por la ventana, sin la ventana perderíamos parte de nuestra niñez, nos sentiríamos perdidos. Cuando se mira desde la ventana la vida y la mirada se hacen hermosas, así llueva, truene, haga sol o haya neblina, como acostumbra haber en esta Caramanta situada en la cordillera central, departamento de Antioquia, a 2.121metros sobre el nivel del mar y a una temperatura media de 17° grados centígrados. Como está en montaña posee una superficie así: 17% en tierra caliente, 38% en tierra templada y 30% en tierra fría. Tiene tres corregimientos: Barro-blanco, Sucre y Alegrías y 14 veredas. Aquí todavía se ve en los fines de semana a campesinos con recuas de mulas. Aquí el progreso se quedó como perdido en el tiempo, muchos siguen desplazándose a sus veredas como fueron creadas en 1843, en recuas de mulas. Las únicas tecnologías que les ha llegado son las nuevas herramientas, como ésta, la de crear ventanas virtuales desde las cuales podemos superar muchas veces la realidad. Pero lo de Caramanta es real, es un pueblo perdido en el tiempo, una ciudad olvidada, es la definición que supera los límites para los jóvenes. Aquí no hay futuro y es allí donde se activa para los caramanteños el deseo de emigrar. Ya mis bisabuelos, ambos oriundos del pueblo, Ricardo Ossa Montoya y María del Carmen Ossa Tobón, emigraron con sus primeros 7 hijos en 1905 a colonizar otras tierras. En aquellos años la Colombia profunda que se abría al mundo era una ventana con navegación en el río Cauca y Magdalena, la llegada de trenes a sus territorios era todo progreso como en cualquier capital del mundo de entonces. Vislumbraba otra Colombia muy lejana y distante de la que se ve hoy en día, para mi “ilusiones perdidas”.
Un largo viaje. Las campanas de la iglesia fueron traídas de Alemania, si de Alemania en donde tocaron o sonaron por primera vez antes del largo viaje hasta Caramanta. Una de ellas se llama San Pedro y la otra San Pablo y ambas tiene grabadas alrededor parte inferior la figura de 12 angelitos, si, estos miran desde las campanas el bello entorno de las montañas de la bella Caramanta.
Jairo Narváez Soto Zuluaga Ossa
Collage 1.- La llamada calle de los ricos de Caramanta, la recién adoquinada calle, dando ese aspecto de calle de la antigüedad, como evocando un pasado lleno de cultura y progreso. Hostal el Patio, Foto, Carlos Eduardo Ossa Lenis.
 
Collage 2.- Personajes de Caramanta, “Ver el mundo desde una ventana”. Nuestro mundo se inicia desde que comenzamos a mirar por la ventana, sin la ventana perderíamos parte de nuestra niñez”, Foto. Carlos Eduardo Ossa Lenis.
Collage 3.- En Caramanta todavía se ve en los fines de semana a campesinos con recuas de mulas. Aquí el progreso se quedó como perdido en el tiempo, muchos siguen desplazándose a sus veredas como fueron creadas en 1843, en recuas de mulas. Foto. Carlos Eduardo Ossa Lenis. 

domingo, 23 de febrero de 2014

Crónica ancestral del pueblo de Nueva Caramanta, cuna de Ricardo Ossa Montoya y María del Carmen Ossa Tobón


La historia de los Ossa, de nuestros antepasados, tema central del Blog.
Les invitamos a una muestra mas de muestro itinerante recorrido por Colombia, esta vez en compañía de Oswaldo Adolfo Ossa Roldan, Carlos Eduardo Ossa Lenis y este servidor. 

El pueblo de Nueva Caramanta, cuna de Ricardo Ossa Montoya y María del Carmen Ossa Tobón, y el cual tuvimos la oportunidad de visitar, es un verdadero patrimonio histórico-cultural y familiar de los Ossa. Llegar a este pueblo y sentirse Ossa es verdaderamente un orgullo. Si, aquí todos los Ossa somos familia, venimos de origen del mismo Ossa: Francisco Ossa Goyás, que emigró a Colombia en 1650. Como si de una etnia de Ossas se tratase, recorrimos calles saludando a todos y, claro, Oswaldo preguntaba si eran de apellido Ossa, era nuestro jefe de relaciones públicas.
Pero para comenzar esta serie de crónicas que iremos publicando, comenzaremos con las dos visitas que efectuamos en el cementerio de Caramanta. Este pueblo llegó a tener hasta seis cementerios; cuenta el relato escrito en el libro “Caramanta Tiempo y Recuerdos”, llamado popularmente el libro amarillo. Un pequeño folleto o libro, como se quiera interpretar, que el mismo autor Luis María Sánchez López quiso darle no un estilo monográfico sino mas bien una recopilación de historias con sonrisas. Nos relata en su apartado de cementerios que el cuarto es el actual y el quinto lindaba con ese cuarto, llamado muladar para los no católicos o los suicidas. Y como si no fuera poco, también tuvieron uno “privado” o clandestino en 1870, durante la Guerra de “liberales y conservadores”. Margoth Ossa de Ossa, nieta del boticario Alberto Valencia Jaramillo, era dueña de una casa con un enorme barranco en donde atendían a los heridos que le llevaban a hurtadillas a entradas horas de la noche, algunos de los heridos fallecían y eran enterados en dicho barranco.
En el Cementerio de Caramanta se hayan tres osarios de familiares Ossa en la parte superior, seguidos uno del otro. En ellos reposan hasta cuatro restos, entre los nombres se encuentran: Nicolás Ossa Gómez (1773 – 1855), Francisco Ossa Baena (1809 – 1888), Cipriana Jaramillo Romero (1815 – 1886), Ciriaco Ossa L (1836 – 1908) y Esmeraldo Ossa L (1844 – 1903), entre otros. Los osarios con Ossa se cuentan por docenas si se recorre este cementerio. En el medio del cementerio se encuentra edificado, justo encima de la fosa común, el altar de oficio religioso en donde se celebra la misa de difuntos. Hay una placa en mármol blanco y tallado en relieve con una imagen de la virgen María, Juan y Jesús, en la que se lee lo siguiente: “Hermoso templete obsequiado por el señor Don Aquedo Antonio Ossa en honor a la Sagrada Familia Caramanta, febrero de 1957. El presbítero Jesús M, Restrepo M.”

El más antiguo que se encuentra en el osario y en todo el cementerio es de 1773, Nicolás Ossa Gómez casado con Magdalena Baena, quién fuere hijo de Diego Ossa Castrillon, casado con Lucia Gómez. Estos últimos vivieron en el Carmen y Marinilla y tuvieron 5 hijos: Diego Ossa Gómez, Pedro Ossa Gómez, Nicolás Ossa Gómez, Pablo Ossa Gómez y José Domingo Ossa Gómez. Los abuelos de los Ossa Gómez fueron: José Ossa Zapata y María Teresa Castrillon y los bisabuelos fueron Fransico de Ossa Goyas y Ana Zapata. Uno de los dos hermanos que, según narra la genealogía de Antioquia y Caldas, llegaron de la región de Vizcaya, país vasco – Español. De estos dos hermanos, solo Francisco Ossa Goyas dejó descendencia, es decir que todas las familias de esa región que llevan el apellido Ossa descienden de Francisco Ossa Goyas. Su hermano, José Ossa Goyas, solo tuvo un hijo, José Antonio, quien murió soltero. Queda por corroborar la verdadera procedencia ya que los hermanos Francisco y José Ossa Goyas, hijos de Agustín Ossa y Felipa Goya, no figuran en los registros de Elorrio, Vizcaya, España, como cita el libro, ni el apellido Ossa es de origen Vasco. Se tiene certificación de que los primeros Ossa que registraron (empadronaron) el apellido en la región de Vizcaya, a partir de 1550, creemos procedentes de Italia ya que el apellido Ossa es de origen italiano. A su llegada a Elorrio estas familias fundaron lo que se llama en la heráldica española un Solar con este apellido Ossa en el barrio de Adape a las afueras de Elorrio, merindad de Durango. La supuesta certificación que se menciona en el libro no fue dada a los hermanos Ossa, Francisco y José, es una crónica copiada de la heráldica española “Lugar de origen” cuando se registraban los solares. Mas bien en aquellos años, con fines diversos, entre otros la recaudación de impuestos, se certificaba la nomenclatura, detallando muy detenidamente el lugar caserío, ubicación, de que cofradía poder eclesiástico pertenecía y la cantidad de casa en esta.
Como cita el texto: “Enmarcadas la una de la otra en lo alto de la montaña”, la topografía de esta región era muy similar a la que se ve en Antioquia. (Ya se tendrá que realizar un estudio en Elorrio y en Durango, País Vasco, para verificar esta procedencia de los hermanos. Pronto organizaremos un viaje con los interesados a Barcelona y de allí desplazarnos a Elorrio país vasco.) 
 
De Nicolás a nuestros padres
Nicolás Ossa Gómez (1773 – 1855), casado con Magdalena Baena, tuvieron, que se tenga conocimiento, 13 hijos: Nepomuceno Ossa Baena, Valentín Ossa Baena, Francisco Ossa Baena, Casado con Cipriana Jaramillo Romero (bisabuelos paternos de María del Carmen Ossa Tobón), Pedro Ossa Baena, Roque Ossa Baena, María Josefa Ossa Baena, Antonia Ossa Baena, Rafaela Ossa Baena, Engracia Ossa Baena, Simón Ossa Baena, María de Jesús Ossa Baena, Ignacio Ossa Baena y Víctor Ossa Baena casado con Maria Josefa Suárez (abuelos Paternos de Ricardo Ossa Montoya).
De estos hijos, solo están 12 registrados en el libro de genealogía de Antioquia y Caldas, su hijo Víctor no aparece en este libro. Tuvimos la fortuna de encontrar en Caramanta el registro de bautizo de 1853 de un niño llamado Víctor cuyo padre era Víctor Ossa Baena y sus abuelos eran Nicolás Ossa Gómez y Magdalena Baena.

Ricardo Ossa Montoya y María de Carmen Ossa Tobón se casaron siendo primos en segunda rama. Ricardo estaba en una generación adelante de María del Carmen.

Rama Materna.
Francisco Ossa Baena (1809 – 1888) se casa con Cipriana Jaramillo (1815 – 1886), reposan en el osario del medio. Ya radicados en Nueva Caramanta tuvieron a sus hijos: Jose María Ossa Jaramillo casado con Paula Gómez (abuelos de María del Carmen Ossa Tobón), Bonifacio Ossa Jaramillo, Avelino Ossa Jaramillo, Nepomuceno Ossa Jaramillo, Juan Bautista Jaramillo, Dolores Ossa Jaramillo, María de Jesús Ossa Jaramillo y otros.

Jose María Ossa Jaramillo, casado con Paula Gómez, tiene en Caramanta a sus hijos: María Amarisalda Ossa Gómez, Ramón María Ossa Gómez, María Eulalia Ossa Gómez, Pedro Antonio Ossa Gómez, Casado con Trinidad Tobón (padres de María del Carmen Ossa Tobón) y Jose María Ossa Gómez.

Rama Paterna.
Hasta ahora, no encontramos en el cementerio actual restos de las ramas mas cercanas de los abuelos Paternos de Ricardo Ossa Montoya. De los antiguos cementerios no se dejó rastro alguno, solo se menciona los lugares. Lo que si tenemos es la partida de defunción del abuelo de Ricardo Ossa Montoya, Víctor Ossa Baena, quien era hermano de Francisco Ossa Baena, bisabuelo de María del Carmen Ossa Tobón.

Víctor Ossa Baena, casado con María Josefa Suárez, tuvo a sus hijos: José María Ossa Suarez casado con Mercedes Montoya (padres de Ricardo Ossa Montoya), Manuel Antonio Ossa Suárez y un último nacido en Caramanta, llamado Víctor Ossa Suárez. Víctor Ossa Baena llegó a Caramanta con hijos ya mayores y muy probable no todos sus hijos hayan llegado con él.
Tomo I - Partidas de defunciones Ossa en Nueva Caramanta de aquellos años.

Víctor Ossa Baena, casado María Josefa Suárez, abuelo paterno de Ricardo Ossa Montoya, falleció un 14 de enero de1853, escribe el presbítero Telésforo Montoya, quien ofició el sepelio,: “pisado por un palo” (muy probablemente construían su casa y se le habrá caído una viga). Termina la nota de defunción: “sin sacramentos”. Fuente: Tomo I defunción Nueva Caramanta.

José María Ossa Jaramillo, casado con Paula Gómez, abuelo materno de María Carmen Ossa Tobón, falleció el 8 de octubre de 1854. En la nota de defunción del presbiterio se lee: “Murió repentinamente, doy fe, presbítero Telésforo Montoya”. Fuente: Tomo I Nueva Caramanta.

Nepomuceno Ossa Baena, hermano mayor de Francisco Ossa Baena y Víctor Ossa Baena, casado con Rita Montoya, hija de Ignacio Montoya y Joaquina Tobón, llegaron adultos a Caramanta con los mayores de sus hijos: Manuel Ossa Montoya, Lucio Ossa Montoya, Rafael Ossa Montoya, Carmen Ossa Montoya, Mercedes Ossa Montoya y otros. La defunción de Neponuceno Ossa, un dos de julio de 1871 registra: “Es enterrado Nepomuceno Ossa Baena, casado con rita Montoya Tobón, se le administran los sacramentos de penitencia comunión y extremaunción, doifé. Presbítero Jose Dolores Córdoba”.

El día siete de agosto de 1873 fue sepultada en el cementerio de esta parroquia de Nuevacaramanta el cadáver de Rita Montoya, viuda de Nepomuceno Ossa, se le administraron los Santos sacramentos de penitencia eucaristía y extremaunción doifé.
 
Bautizos en Caramanta

En el libro de la Genealogía de Antioquia no aparece Víctor Ossa Baena. Se evidencia que fue el último hijo de Nicolás Ossa Gómez (1773 – 1855) ya que aparece en Caramanta el registro de nacimiento de un hijo de Víctor Ossa Baena en julio 20 de 1853, a quien llamaron también Víctor, y aparecen como sus abuelos paternos, Nicolás Ossa Gómez y Magdalena Baena Mejía. Los maternos fueron José María Suárez y Mercedes Cuartas. Otro importante suceso familiar se pudo evidenciar en los registros donde aparece el acta de defunción de Víctor Ossa Baena en febrero 14 de 1853, por lo cual, deducimos que no pudo conocer a su último heredero. Creemos que a su muerte, Magdalena Baena, esposa de Víctor, optó por llamar también Víctor al niño que llevaba en su vientre en memoria de su padre. Víctor hijo, casado con Juliana Ossa, registró a sus 22 años su primera hija a quien llamó Josefa María del Espíritu Santo Ossa Ossa en 1875. (adjuntamos Partida de Víctor Ossa Suarez. Tomo III Registro 49 Pagina 10 y su hija Josefa María del Espíritu Santo Ossa Ossa. Tomo IV registro 228 pagina 108)

Antropología familiar

Que se hayan preservado estos Osarios en el cementerio de Caramanta, con los ancestros Ossa y esposas, nos facilitó intuir a medida que íbamos fotografiándoles y leyendo los nombres de sus respectivos moradores, toda una vida con miles de historias recogidas en un pequeño Osario no mas grande de 40x40 centímetros. Leyendo en forma articulada la identidad de cada uno, en ocasiones 4 en cada osario, estábamos ante el último registro de propiedad antropológica familiar de nuestros ancestros, quienes fueron los respectivos autores de la gran familia Ossa que somos hoy en día.
Cada uno desde su experiencia puede expresar con mayor o menor amplitud el significado o el término familia, pero francamente estos tres primos: Oswaldo Adolfo, Carlos Eduardo y Jairo, salimos del cementerio con una identidad mas clara de pertenencia familiar, sintiendo en ese momento que eramos capaces de encontrar entre tantos osarios los lazos familiares. Sabemos que mas allá que de una entidad de vida hay amor, la entrega constante de unidad, de solidaridad. Y recuperar algunas de esas vivencias nos deja claro que los Ossa fueron muy unidos. Hallar a Nicolás Ossa Gómez (1773 – 1855) y a los demás Ossas nos enriqueció el corazón en el momento. Si, los huesos de nuestros antepasados nos estaban guiando para poder llevarles a los descendientes Ossa, hoy dispersos por todo el mundo, la información de que aquí están muchos de nuestros antepasados. Bienvenidos a visitarles!!
Para nosotros, mas que un cementerio de pueblo, es antropología familiar que puede ayudarnos a concretar el significado el término familia. Como reza la placa en honor a la donación de Aquedo Ossa: “en honor a la Sagrada Familia Caramanta”.
Un Abrazo familiar. Oswaldo Adolfo Ossa Roldan, Carlos Eduardo Ossa Lenis y Jairo Narváez Soto.
Agradecemos el acompañamiento de Dario Clavijo Oriundo de Caramanta, y Bibiana Zuluaga.
Y minería de datos María Elisa Guerrero Collazos. (Piro).

Nota: En las próximas crónicas de nuestra investigación por Caramanta, 5 días muy intensos y enriquecedores de genealogía Ossa, publicaremos las estadísticas de Oswaldo Adolfo Ossa, el registro fotográfico de Caramanta y su entorno por Carlos Eduardo Ossa, anécdotas del viaje y las partidas de nacimientos de todos los Ossa de nuestra rama nacidos en Nueva Caramanta. Abuelos y tíos iremos publicando cortas biografías desde Marco Tulio Ossa Ossa hasta Jesús Eduardo Ossa Ossa, quienes nacieron en Nueva Caramanta, en el siguiente orden: Marco Tulio Ossa Ossa, 1891, Ricardo Jorge Ossa Ossa, 1893, José Luis Ossa Ossa, 1894, Inés Emilia Ossa Ossa, 1897, María del Carmen de Jesús, 1898, Carlos Emilio Ossa Ossa, 1899 y Jesús Eduardo Ossa Ossa, 1901. A partir de 1901 hasta 1910 no se registras mas hijos de Ricardo Ossa Montoya en Caramanta. Sus hijos siguientes nacieron en otras poblaciones.
El abuelo Ricardo emigró a partir de 1901 a otras poblaciones como Riosucio, Belarcázar, Marmato, Palestina, Pereira. Será como La Ruta de los Ossa por Antioquia y Caldas para luego terminar en Restrepo, Valle, y sus últimos días en Buga. “Tras la Ruta de los Ossa”, como buenos andariegos paisas.
Para los mas pequeños de los Ossa, les dejamos en orden cronológico los personajes Ossa que iremos publicando para que armen su árbol genealógico y les recomendamos esta pagina en donde podrán encontrar una guía de como hacer un árbol genealógico http://www.heraldaria.com/hacerarbol.php Lista: ¿Cómo se continuaría esta secuencia genealógica?: abuelo, bisabuelo, tatarabuelo, trastarabuelo.... ?
Padre

Abuelo

Bisabuelo o segundo abuelo

Tatarabuelo o tercer abuelo, tras-bisabuelo, transbisabuelo, rebisabuelo, trasabuelo o tresabuelo.

Trastarabuelo, cuadriabuelo, cuatriabuelo, Chozno.

Pentabuelo.

Hexabuelo.

Heptabuelo.

Octabuelo.

Eneabuelo o Nonabuelo.

Decabuelo.
Mas allá del Decabuelo no hay ningún termino pero si son de alguna familia de títulos nobiliarios con heráldicas lo llamados apellidos de nobles, pasan a lo llamado Antepasados originarios de títulos o apellidos. En su orden, son: Reyes, príncipes, Duque, Marques, Conde, Vizconde, Barón, Hidalgos, (hijodalgo) Estos títulos de nobleza varían según el país Europa y asía.